Estrategia Digital

¿Qué es el Purchase Funnel y por qué debería utilizarlo?

Si el Purchase Funnel no forma parte de tu estrategia, estás perdiendo dinero. Descubre qué es el ‘Purchase Funnel’ y cómo puede ayudarte a mejorar el rendimiento de tus acciones de comunicación dirigiéndote de una forma más individualizada y atractiva a cada usuario de tu audiencia objetivo.

Es probable que desde hace algún tiempo estés escuchando con frecuencia el término ‘Purchase Funnel’. Esto se debe a que, recientemente, se ha puesto de moda gracias a su gran utilidad para la escalabilidad de los negocios digitales.

Pese a que pudiera parecer novedoso, la verdad es que esta herramienta nace del modelo AIDA propuesto por Elmo Lewis en 1.898, pero su mayor aplicación no llega hasta la irrupción de la economía digital.

¿Qué es el purchase funnel?

El Purchase Funnel, conocido en castellano como embudo de compra o embudo de conversión, es una herramienta estratégica que permite conocer el proceso a través del cual viaja un usuario desde que siente una necesidad hasta que termina realizando la compra.

El Purchase Funnel está basado en el modelo AIDA de Elmo Lewis, en el cual, cada estrato del embudo corresponde a las palabras: Atención, Interés, Deseo y Acción.

Su utilización es clave para asegurar que todos los esfuerzos comunicativos de la empresa se dirigen hacia un mismo objetivo, como es proporcionar la información necesaria al usuario para que siga avanzando en el proceso de conocimiento de la marca o adquisición de un producto.

La principal ventaja de la aplicación de esta herramienta es la organización y adecuación de los impactos que dirigimos a la audiencia objetivo, enfocados todos hacia un mismo fin, que puede ser la compra de un producto (o que dejes tu contacto, que te apuntes a un webinar gratuito, que acudas a un evento…).

¿Qué utilidad tiene en la estrategia digital?

Si hay algo que de verdad diferencie a la comunicación digital con la comunicación tradicional es la capacidad de recopilación de información completamente profunda gracias a su detallada trazabilidad.

Gracias a esa mayor disponibilidad de información sobre el usuario, el Purchase Funnel nos permite conocer en qué fase o etapa del viaje se encuentra cada usuario y qué estímulos son necesarios para crezca su interés por la marca y el producto.

De esta forma conseguimos una optimización de la inversión y una grandísima mejora de los resultados al atender las necesidades informativas de cada consumidor potencial de forma individualizada.

Los beneficios del Purchase Funnel

Todo se inicia cuando, por ejemplo, un usuario googlea una necesidad o problema, o quizás directamente un producto/servicio. Es en ese momento cuando está dejando constancia en la red de un interés real por lo que nosotros podemos ofrecerle.

A raíz de ese momento, cuando el usuario ya ha entrado en la primera etapa del Purchase Funnel, debemos nutrir al usuario con la información más susceptible de llamar de su atención. Demostrándole porqué somos la mejor solución a su problema, y haciéndole avanzar hacia la siguiente etapa del embudo hasta que finalmente formalice la compra.

Uno de los grandes beneficios del Purchase Funnel es que, al conocer qué es lo que interesa al usuario, podemos adecuar al máximo el copy y la creatividad para conseguir un mayor CTR. Ponte en el caso contrario, si desconoces cuál es la principal preocupación del usuario, quizás le muestres un anuncio en Facebook Ads de algo que verdaderamente no le interesa. Y estarás malgastando dinero.

Facebook e Instagram son las herramientas perfectas para acceder a todos aquellos usuarios que ya conocen tu marca o tu producto y que han estado, al menos una vez, en tu página web.

Además, cuando incluimos el Purchase Funnel en nuestra estrategia, conseguimos formar al usuario sobre quiénes somos nosotros y cuál es nuestro valor simbólico. De esta forma, es más fácil conseguir un vínculo emocional con el usuario y acabar convirtiéndolo en un cliente fiel y no en un mero consumidor.

Pero, sin duda, lo mejor de todo, es que si consigues crear del usuario un auténtico cliente fidelizado, será mucho más probable que recomiende, no sólo tus productos o servicios, sino también tu marca. Lo que generará un mayor tráfico de clientes potenciales a tus puertas sin necesidad de invertir ni un euro.

C’est magnifique, ¿No crees?

¡Empieza a dibujar tu Purchase Funnel cuanto antes si no quieres seguir dejando escapar todas estas posibilidades! Recuerda que si necesitas ayuda para definir cómo debe ser tu embudo de conversión, puedes dejar un comentario o ponerte contacto conmigo aquí.