Estrategia Digital

¿Estamos preparados para una Transformación Digital real?

El Estado de Alarma ha generado una transformación digital forzada de las empresas con un aumento del 24% del consumo online general, llegando a cambiar incluso la franja horaria favorita de los internautas. 

  • Tras el cierre de las tiendas físicas, las compras online han experimentado un incremento del 24%.
  • El material deportivo, los juegos de mesa y los servicios de streaming han sido los productos más demandados en la red.
  • La hora de máxima audiencia para las compras online ya no es por la tarde, sino por la mañana.
  • La transformación digital forzosa ha supuesto un problema para la gestión de grandes empresas, incluso para las nativas digitales.

Afrontamos la que es ya la séptima semana de confinamiento en nuestros hogares. A la fuerza nos acostumbramos a convertir nuestra casa en una oficina improvisada, a ver a nuestros amigos y familiares a través de videollamadas, y a pasar el día en pijama desde la comodidad de nuestro sofá. Y las consecuencias no se han hecho esperar.

El confinamiento ha dinamitado el uso de internet, que casi ha duplicado su consumo durante el Estado de Alarma, lo que ha llevado a las compras online a experimentar un incremento de hasta el 129% durante los primeros días, para acabar consolidándose en un crecimiento estable del 24% desde el pasado 21 de marzo.

No sorprende que los productos más beneficiados de este aumento del consumo en el canal digital hayan sido el material deportivo (200%), los videojuegos y juegos de mesa (142 y 30% respectivamente), y las plataformas de streaming (79%). En cambio, lo que sí es verdaderamente sorprendente es que, durante la segunda semana de confinamiento, los supermercados españoles llegaran a registrar hasta un 74% más de ventas online.

Bienvenidos a la revolución digital.

Ya sabíamos que los conceptos sociedad y tecnología iban a terminar por fundirse en una gran transformación digital de las empresas. Todos los caminos parecían llevar hasta esta sólida unión desde que en 1999 Kevin Ashton acuñara el término Internet of Things (abreviado IoT) o Internet de las Cosas. Según Kevin Ashton, la IoT se refiere a la interconexión digital de diversos objetos de nuestro día a día con la red de internet, lo que supondría un cambio radical en la forma en la que la sociedad accede a datos, información y también a gran cantidad de productos y/o servicios.

No se equivocaba en absoluto. Durante los últimos años el canal digital ha ido aumentando su penetración entre la población de manera constante. Lo que no estaba previsto es el crecimiento desorbitado que ha experimentado como consecuencia del cambio en los horarios y rutinas a los que la sociedad se ha visto expuesta.

De hecho, tan importante ha sido este cambio al teletrabajo y a los nuevos horarios que se ha generado un nuevo prime time para el e-commerce. Si antes del Estado de Alarma las horas favoritas por los usuarios para llevar a cabo compras online eran entre las 6 de la tarde y las 10 de la noche, ahora el 31% de los españoles realiza sus compras en el medio digital de 9 de la mañana a 3 de la tarde.

¿Estábamos preparados para este éxodo digital?

La respuesta es simple y corta: No.

El aumento de la demanda en las tiendas digitales de los principales supermercados del país hizo que colapsaran, mostrando mensajes que advertían de la imposibilidad de llevar a cabo la compra o indicando al usuario que debía esperar durante horas para poder proceder con su turno. Todo un despropósito para la experiencia del usuario.

Pero los supermercados no han sido los únicos afectados por este tsunami digital. Amazon, el rey del e-commerce por excelencia, ha tenido que poner en marcha un plan de supervivencia con el que evitar, literalmente, morir de éxito.

La empresa estadounidense está intentando que sus compradores no añadan productos de más al carrito eliminando promociones y campañas especiales, como las del Dia de la Madre y el Dia del Padre que han sido canceladas, o el Prime Day que ha tenido que ser retrasado. Además, Amazon ha dejado de mostrar los productos más vendidos de la categoría y los productos relacionados a los que el usuario añade al carrito, tratando de minimizar así la venta cruzada.

Según The Wall Street Journal, una de las principales medidas tomadas por los de Jeff Bezos ha sido crear un “speed team” o equipo de la rapidez en su ejecutiva, pero aun así estiman que bastarán como mínimo dos meses para volver a su capacidad de gestión habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *