Estrategia de comunicaciónMarketing Digital

El coronavirus y las nuevas estrategias de comunicación

El coronavirus ha obligado a toda España a permanecer en sus casas durante un largo periodo de tiempo. Esto ha creado nuevas necesidades en las audiencias que las marcas deberán analizar y satisfacer para seguir siendo #trendy.

  • La pandemia provocada por el coronavirus ha creado un cambio en el paradigma de la comunicación.
  • La empatía es uno de los aspectos fundamentales a a trabajar durante una comunicación «de crisis».
  • Los cambios drásticos en la rutina de los españoles ha generado nuevas necesidades de comunicación.

El 14 de marzo de 2020 todas las cadenas de televisión nacionales rompían su emisión para dar paso a una de las comparecencias políticas sin duda más históricas de nuestra Democracia. Pedro Sánchez decretaba el Estado de Alarma.

Desde ese mismo día nuestra rutina ha cambiado por completo. Estando confinados en casa hemos tenido que adecuar nuestros hábitos y costumbres a nuevas necesidades, generando un comportamiento completamente diferente ante exactamente los mismos estímulos.

¿Qué quiere decir eso?

La respuesta es muy sencilla. Seguramente nunca habías pensado que pudieras llegar a cansarte de estar tirado en el sofá viendo Netflix. Del mismo modo que muy probablemente hayas acabado aburriendo a los que antes eran tus influencers favoritos.

Todo ello se debe a que han aflorado en nosotros nuevas necesidades, durante estos días de confinamiento hemos acabado agotando todos los recursos de distracción que teníamos antes del Estado de Alarma como pudieran ser Netflix o Instagram.

Ahora lo que nos emociona no son acciones individuales sino más bien colectivas, como el simple hecho de hacer videollamadas con nuestros amigos, o lo que se ha convertido en un símbolo de resistencia en esta crisis, salir al balcón a aplaudir a nuestros profesionales sanitarios (a los que tenemos tanto que agradecer).

Sí, han crecido en nosotros nuevas necesidades sociales que necesitan ser satisfechas. Pero las marcas todavía no han entendido este cambio de paradigma.

La empatía es clave

Como usuario entenderás muy bien la postura de que durante el confinamiento lo único que hacemos es esperar a que lleguen los hitos más importantes del día como puedan ser la comida, la merienda o la cena, la hora de pasear al perro, o las 8 de la tarde para asomarte a la ventana y poner la música al máximo. Nos pasamos el día esperando a que ocurra algo que nos saque de nuestra rutina, que está basada principalmente en no hacer nada.

Por este motivo las marcas deben ser empáticas y analizar las principales dudas o cuestiones que en estos momentos asaltan a nuestra audiencia, tratando de responderle de una forma dinámica capaz de incluirla e involucrarla en una acción social, marcando un antes y un después en un día de confinamiento.

Un gran ejemplo de ello es la iniciativa de la marca Grocasa, que ha detectado en su audiencia la necesidad de acabar con el sedentarismo. De esta manera, y sin estar (a priori) ligado con su negocio principal, ha iniciado una serie de directos en su cuenta de Instagram donde invitan a su audiencia a realizar una clase de zumba cada martes y jueves, así como de entrenamiento funcional y nutrición los miércoles.

También grandes marcas se han sumado a este tipo de comunicación con contenido muy diferente al que nos tienen acostumbrados. Aquí te dejo algunos ejemplos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *